UK Chapter Eighteen: Nueva etapa

¡Hola de nuevo, viejos amigos entrópicos!
Menudo lío estos últimos cinco meses, no ha habido un finde en paz, siempre organizando cosas, estudiando chino a saco, que se ha puesto complicado y hay que dar más de sí...

En febrero empecé a prepararme para buscar una nueva casa, y encontrar un sitio más apropiado para irme a vivir con mi "media-maracuyá" en marzo.

Por esas fechas también se revolvió un poco el ambiente en la empresa porque hubo algunos despidos, y algunos cambios de estructura que no nos molaron, y aunque ya muchos (de los despedidos o los que nos hemos sentido algo mal) han encontrado mejores trabajos, el buen rollo incondicional que todos sentíamos, ha mutado a un escepticismo cauto. Este mes fui finalmente ascendida, tras alguna lucha he conseguido que valoren mi aportación como única diseñadora web. Así que satisfecha por esa parte, aunque sigo mirando opciones para mejorar.

Así que ahora escribo desde la nueva casa. Seguimos compartiendo con otra gente, es el plan para ahorrar unos meses y ya definitivamente mudarnos a nuestro piso en otoño a más tardar. Estamos en Sheperd's Bush, una zona bastante chula, hay mucha mezcla de culturas, mayoritariamente Árabe, y eso mola mucho porque hay unos restaurantes riquísimos, mucho falafel y hummus por todas partes. Eso sí, no intentes ir a comer bacon o costillitas, porque es zona halal (nada de cerdo) así que lo que abunda son los sitios de pollo frito.

Nuestros vecinos de casa son, una pareja de canadienses, que haciendo honor a su nacionalidad son todo sonrisas y cortesía. Una china pluriempleada con horarios marcianos que te la encuentras en la cocina comiendo de una olla de brocoli (?) y un muchacho iraní que está entrenando para ser chef en un restaurante de Soho, y que cacharrea con especias y fogones a las 3 de la madrugada cuando le viene la inspiración.

Dani ha aprovechado para hacerse su web y pronto lo moverá con sus contactos por Londres, aparte va a cursos de inglés, porque cuando llegó hablaba el idioma como un señor de cuenca, pero ya está mejorando y hasta ya tiene su primer amigo 100% british.



Estas son algunas de las cosas destacadas de estos meses:


El fin de año chino


Como parte de mi nueva cultura oriental, tuve el honor de ser invitada por una de mis amigas. Rongrong y su marido, a celebrar esta fiesta. Para quien no lo sepa, el calendario chino tiene otras fechas, por lo tanto su fin de año suele ser a mediados de febrero.

Primero fuimos recibidos con un plato de rodajas de raíz de loto fritas. Como se puede observar en la foto, tienen esta forma de rueda, a los chinos les recuerdan a monedas, entonces es símbolo de fortuna para comenzar el año.



Lo ideal es que se reúna toda la familia y entre todos se prepara la comida. Así que nos pusimos manos a la obra, y rellenamos unas empanadillas que posteriormente disfrutaríamos. Nos salieron muy ricas.





Despedida de soltera alternativa

Hace unos meses, el chico de mi amiga Filipa se venía a vivir con ella a Londres, así que hicimos una cena-despedida de soltera, y ya ha quedado la tradición de celebrarlo cada vez que el mozo de alguna se planta en su casa. A medadios de marzo, hicimos la mía. ¡El karaoke no podía faltar!



Mucho ciclismo

Lo primero que hicimos al vernise Dani, fue pillar su bici, es nuestro modo de transporte diario y para el fin de semana, visitas al parque Richmond, con vistas a ciervos 100% garantizado.




Visita de mi madre

En semana santa me vino a visitar la señora madre, la llevamos a mil mercados y sitios hipsters, y ya me he hecho un master en sitios chulos por los que guiar a las visitas... 
Así que ahí lo dejo caer, valientes...






Comentarios

Entradas populares de este blog

Japan

Taiwan chapter 3: Descubriendo a la isla

Taiwan chapter 4: Vuelta a casa