UK Chapter Eleven: Carnivale Sublimation

Queridos lectores entrópicos, ¿cómo van las cosas por España? Es una pregunta retórica claro, pero me gusta saber de todos y cada uno, así que no sientan timidez en mandarme algunas líneas, del mismo modo que yo les relato cosillas :)

Por un momento viví en la mentira de estar en verano, fui capaz de andar sin paraguas y de reirme en la cara del tiempo, pero atrás quedan esos días, la lluvia se está asegurando de jorobar todos y cada uno de los planes que el buen londinense de a pie se propone llevar a cabo. Pero bueno, te adaptas y lo capeas como puedes.

Acabo de regresar del famosísimo carnaval de Notting Hill. Se lleva celebrando desde los años 60 y es parte de la cultura caribeña, pero los ingleses forman parte de esta tradición, así que aunque mayoritariamante bailan samba y ritmos jamaicanos, aquí todo el mundo arrima cadera y da alegría visual con sus coloridos plumajes, y brillantes lentejuelas.
Como canaria carnavalera de pro, me chocó un poco el ambiente. A diferencia de mi gente isleña, el público que asiste a este carnaval no suele ir disfrazado, es algo más particular de los participantes que bailan o de desfile de agrupaciones. Otra curiosidad es que el estilo se limita a plumaje y los famosos coloridos sujetadores o pantaloncitos, es más homogéneo en temática. ¡Pero eso no quita que tenga un ritmo frenético y sea muy bailongo!

Aquí presento un pequeño mosaico con algunas de las fotos que tomé, a pesar de la lluvia, algo pude capturar, el resto de fotos están aquí:


En otro orden de cosas, sigo practicando con la bici, ya el domingo que viene es nuestra Bikatron, a ver si la lluvia no chafa nuestro recorrido... Dedos cruzados. Ya llevo varios días montando en bici al curro, y ya me voy haciendo al recorrido y no causo demasiados atascos o incidentes, hasta ahora sólo he volcado un camión cargado de azúcar y otro de café, así que se compensa...

Hay una exposición muy interesante y moderna en el centro, es sobre nuevas tecnologías y con mil experimentos de programación y ordenadores. Se llama Digital Revolution. Fui con un colega y nos maravillamos contemplando y jugando con viejas consolas, y experimentando con cacharros como estos simpáticos pájaros hechos a base de viejos teléfonos nokia, que se ponían a cantar si les llamabas desde un teléfono de los de las abuelas.


Había una instalación de un programador catalán, que susurrabas un deseo y se convertía en una mariposa y volaba. Y este otro te permitía desaparecer devorado por pájaros y renacer con alas. ¡Metáfora!


Podría seguir contando mil cosas chulas que habían, como una mesa de mezclas de efectos especiales de la película Origen (inception) o muchos contenidos interactivos. La última de todas es una sala a oscuras con láseres que se mueven y que puedes modificar con tus manos o moviendo los brazos. Los monitores insisten que no mires a la luz directamente, pero ¿saben qué? En el cartel lo hacen descaradamente. Qué cosas.


No se me ocurren más novedades, falta una semana para mis añoradas vacaciones en Madrid. Debo ser la única tonta que no va a España, en mi oficina todos mis compañeros ingleses o internacionales llevan todo el verano yendo a: las Islas Canarias, Baleares, Barcelona, Andalucía... y yo les veo regresar rojitos y contentos. ¡Pronto será mi turno!




Comentarios

Entradas populares de este blog

Japan

Taiwan chapter 3: Descubriendo a la isla

Taiwan chapter 4: Vuelta a casa