Uk Chapter Three: Calma y vida contemplativa

Esta vez me he tomado más tiempo antes de continuar escribiendo, tras unos días frenéticos viene la tranquilidad y el ejercicio de la paciencia.
Poco a poco han ido respondiendo de las primeras entrevistas, de momento salen negativas. Aún así me siento afortunada de haber sido llamada tantas veces nada más llegar, y he adquirido bastante experiencia, ya que no preguntan lo mismo que en las entrevistas de España, es otra dinámica. 

Así que he vuelto a peinar las redes y poco a poco voy concertando nuevas :) este es el momento más tedioso, porque a veces pasan varios días hasta que llega una llamada, pero trato de mantenerme ocupada dando paseos por la bonita zona residencial, dejándome arañar un rato por Miniuz, el gatito de mi compi de piso, y siempre trabajando para mejorar mi portafolio.
Volviendo a lo que he estado haciendo las últimas semanas, veamos:
Como ya expliqué en el plan incial, primero me quedaba 4 días en el centro de Londres en una casa de huéspedes. El metro más cercano era la estación de Stratford, que puede que no les suene mucho pero fue la zona donde se celebraron competiciones de las olimpiadas de Londres.


Pero la sorpresa más grata, la descubrí andando un día por la zona, resulta que me estaba alojando a dos minutos escasos de Carts & Horses, ¡la taberna donde se fundó Iron Maiden!


Así que convencí a unos cuantos compis del alojamiento para que fueramos a tomar algo antes de irme de la zona. Algunos no se habían molestado en ir porque lo veían como un sitio decadente y al final me lo agradecieron porque había una banda tocando y el ambiente era muy bueno, una buena velada, regada de sidra de fresa, otra nueva favorita en mi lista de bebidas estrambóticas.

Durante mi estancia en el centro, aproveché también para verme con Fer, un antiguo compañero de la universidad. Contacté con él después de muchos años y ambos teníamos el día libre, así que me dejé llevar a la moderna zona de Brick Lane, donde puedes disfrutar de barbacoas y música en directo, justo al lado de la zona financiera de Londres. En una pintoresca tienda de discos y libros, encontramos un fotomatón retro, y no pudimos evitar entrar :D


De modo que concluyó mi estancia en el centro y me dirigí hacia mi nueva zona, donde llevo ya 1 semana y media. Estoy muy cerquita de Gatwick, caminando por un sendero que pasa detrás de las casas, podría ir al aeropuerto en pantuflas de hecho. Esta zona, Horley, es muy tranquilita y está bien cuidada.

 Es un contraste con el bullicioso centro. Aparte, me permite conectar bien en tren con otras zonas que también me interesarían, como Brighton. Mañana ya tengo cita para sacarme el número de seguridad social, así que como tengo que sacar una tarjeta que cubre viajes todo el día, haré una excursión al British Museum si me da tiempo, que hay una exposición de vikingos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Taiwan chapter 3: Descubriendo a la isla

Taiwan chapter 4: Vuelta a casa

Japan